Carrito de compra
Shopify secure badge

Planeación del Embarazo: Primeros Pasos

Planeación del embarazo: primeros pasos

Cuando empieces a planear tu embarazo, debes modificar tus hábitos y empezar a hacer ejercicio, dormir bien y lo más importante: evita la cafeína, fumar y beber alcohol. La concepción ocurre más o menos dos semanas antes del periodo menstrual, por lo que no te enterarás de que estás embarazada hasta que tengas más de tres semanas de embarazo y en este tiempo, cualquier cosa puede afectar a tu bebé.

Planear el embarazo es hoy en día una de las cosas que podemos hacer fácilmente gracias a la accesibilidad y diversidad de información a la que tenemos acceso. Aprender a conocer tu cuerpo y la forma en que funciona sin duda ayudará, pero es indispensable avanzar en este camino siempre de la mano de tu médico, quien es el profesional indicado para orientarte y decirte lo que debes hacer.

Mientras tanto, aquí te daremos algunos consejos y tips que puedes llevar a cabo si estás planeando quedar embarazada, estamos seguros de que has tomado una gran decisión.

  1. Historia clínica. Aunque sientas que estás saludable y lista para embarazarte, es importante la valoración de tu médico para analizar tu estado de salud actual, tu historial clínico, tu peso ideal y si lo considera necesario solicitará exámenes de laboratorio para estar seguros de que todo está bien con tu salud. 
  1. Modifica tus hábitos. Cuando empieces a planear tu embarazo, debes modificar tus hábitos y empezar a hacer ejercicio, dormir bien y lo más importante: evita la cafeína, fumar y beber alcohol. La concepción ocurre más o menos dos semanas antes del periodo menstrual, por lo que no te enterarás de que estás embarazada hasta que tengas más de tres semanas de embarazo y en este tiempo, cualquier cosa puede afectar a tu bebé. 
  1. Aliméntate mejor. Recuerda que tu bebé se formará de ti, por lo que llevar una alimentación adecuada es totalmente indispensable durante el embarazo. Evita la comida chatarra, los refrescos y las harinas refinadas; por el contrario, incluye en tu dieta más proteínas, verduras y frutas. Platica con tu médico acerca de vitaminas y minerales adicionales que debas tomar como hierro y ácido fólico.
  1. El estrés. ¡Relájate! El estrés produce diversas alteraciones en el organismo, por lo que no te hace bien ni a ti ni a tu bebé. En estos momentos es cuando más tranquila debes estar, evita hacer corajes o preocuparte por cosas que no son realmente tan importantes como lo que estás a punto de vivir: ser mamá.
  1. Vitaminas y suplementos alimenticios. Es muy bueno llevar durante tu embarazo un plan de alimentación acompañado de vitaminas y suplementos alimenticios que le aporten a tu cuerpo los nutrientes necesarios para la formación del bebé, pero siempre teniendo cuidado de que son los adecuados y que no implican riesgo alguno para el embarazo.

Es extraordinario que tengas la oportunidad de planear tu embarazo, lo que habla muy bien de ti y de que estás plenamente consciente de la responsabilidad y compromiso que implica esta hermosa decisión. Rodéate de un ambiente sano y amoroso a través de tu pareja, familia y amigos, quienes serán un gran apoyo para ti durante este proceso. ¡Estamos seguros de que lo harás maravillosamente!


Comparte este artículo


Publicación más antigua Publicación más reciente


0 comentarios

Dejar un comentario


Artículos Relacionados