Carrito de compra
Shopify secure badge

Por qué SÍ a la lactancia materna: Cosas básicas que debes saber

Por qué sí la lactacia materna

Así como hay muchas opiniones sobre el por qué sí debemos tener un parto natural o por qué sí debemos tener una cesárea, cada vez escuchamos más comentarios sobre la lactancia materna y los beneficios que brinda a los recién nacidos e incluso a las mamás. Es cierto que te ayuda a perder esos kilitos de más ganados en el embarazo, pero va más allá: también es darle al bebé recién nacido el mejor comienzo.

Estoy segura de que a todas en algún momento, nos ha tocado escuchar las historias de nuevas mamás sobre cómo sufrieron para amamantar a su bebé recién nacido, pero seguro también te ha tocado escuchar las maravillosas historias acerca de ese vínculo increíble, y de cómo se enamoraron de la lactancia materna.

Así como hay muchas opiniones sobre el  por qué sí debemos tener un parto natural o por qué sí debemos tener una cesárea, cada vez escuchamos más comentarios sobre la lactancia materna y los beneficios que brinda a los recién nacidos e incluso a las mamás. Es cierto que te ayuda a perder esos kilitos de más ganados en el embarazo, pero va más allá: también es darle al bebé recién nacido el mejor comienzo.

 “Recuerda que amamantar es algo que debemos aprender como todo en la vida, para algunas mujeres es más fácil y para algunas otras no tanto. El miedo a que duela y la idea de no tener lecha buena, es más común de lo que te imaginas”

Me gustaría compartirte algunos aspectos de la lactancia materna para que tengas más claro lo que sí debemos creer y qué otras cosas debemos investigar un poco más a fondo, de esta manera podrás tomar la mejor decisión para ti y para tu bebé:

La primera experiencia de lactancia materna es difícil. No te voy a decir mentiras y ni a pintarlo de una forma dramática, pero a final de cuentas es acostumbrar al cuerpo a hacer una actividad que jamás había hecho. Es como la primera vez que hacemos ejercicio, nos va a doler todo al día siguiente, pero si lo hacemos un hábito, ese dolor se convierte en satisfacción, como la satisfacción generar un vínculo hermoso con tu bebé, y ese vínculo es sólo tuyo y de él.

Cada bebé es diferente y vive cada etapa junto contigo. Así que, el primer dato que creo que es importante recordarte es que la producción de leche materna aumenta o disminuye según la necesidad del bebé y lo recomendado es que durante los primeros seis meses las tomas sean a libre demanda. No sientas que tu bebé no se llena con tu leche, el cuerpo es sabio y así como alimentó al bebé durante el embarazo, también lo logrará a través de la leche materna.

Es vital que la lactancia materna se lleve a cabo en la primera hora de vida y durante los primeros 6 meses en exclusiva, según la OMS y la UNICEF es el alimento ideal para garantizar el sano desarrollo de un bebé, pues les aporta naturalmente todos los nutrientes que necesitan.

Amamantar al bebé también es bueno para las mamás, tiene beneficios estéticos ya que ayuda en la pérdida de peso, pero también tiene beneficios muy importantes en la salud, pues puede reducir el riesgo de cáncer de mama y de ovario en el futuro.

Recuerda que amamantar es algo que debemos aprender como todo en la vida, para algunas mujeres es más fácil y para algunas otras no tanto. El miedo a que duela y la idea de no tener lecha buena, es más común de lo que te imaginas. Por eso siempre debes contar con el apoyo de tu pareja, tus familiares e incluso alguna consejera o asesora, que puedan ayudarte a hacer mucho más placentera esta etapa tan maravilosa. ¡No te des por vencida y aprende a disfrutarlo!


Comparte este artículo


Publicación más antigua Publicación más reciente


0 comentarios

Dejar un comentario


Artículos Relacionados