Carrito de compra
Shopify secure badge

¿Alguna vez te has preguntado porque tu bebé se duerme en el coche?

Por qué tu bebé se duerme en el coche

El recién nacido necesita un ambiente parecido al útero para descansar y sentirse protegidos y acogidos. Lo mejor que podemos hacer para que nuestro bebito se sienta cómodo a la hora de dormir es precisamente simular un ambiente parecido a los 9 meses de embarazo, donde existan ruidos de baja frecuencia y con un ligero movimiento.

Muchos de nosotros papás, más de una vez, hemos relacionado que cuando metemos en el coche a nuestro bebé recién nacido y salimos a pasear, se queda dormido, inclusive cuando estaba muy inquieto ¡Pareciera que por arte de magia algo lo tranquiliza! Y la verdad no es algo que cuestionemos mucho, pero de alguna forma nos gusta que esto funcione.

Una de las principales razones de este extraño suceso se debe a que durante los 9 meses de embarazo, el bebé dentro del útero de la mamá está acostumbrado a un ambiente principalmente calientito, ruidoso y con movimiento; tan calientito como nuestro cuerpo a 37°C y tan ruidoso como la intensidad de un tráfico muy pesado o comparable con una aspiradora.

Esto último es porque el corazón de la mamá, el flujo sanguíneo, pulmones y metabolismo en general no deja de trabajar, y aunque la pared del útero amortigua bastante algunos de estos sonidos, seguirían siendo bastante incomodos para un adulto común y corriente. Con esta poca información podemos entender que no es raro que los bebés recién nacidos se sientan tranquilos y cómodos en un coche calientito, con algo de ruido (motor simulando el corazón de la madre) y en movimiento.

“Ten en cuenta que tu bebé recién nacido y tú irán descubriendo qué es lo más cómodo y eficaz para los dos.”

El recién nacido necesita un ambiente parecido al útero para descansar y sentirse protegidos y acogidos. Lo mejor que podemos hacer para que nuestro bebito se sienta cómodo a la hora de dormir es precisamente simular un ambiente parecido a los 9 meses de embarazo, donde existan ruidos de baja frecuencia y con un ligero movimiento.

Definitivamente agitarlo y decirle “Ssshhh” no es un método que sea muy recomendable. Podemos tomar al bebé entre ropas suaves y acercarlo al cuerpo de la mamá, en donde seguramente escuchará su corazón y sentirá un ambiente más familiar, acogedor, calientito y lleno de protección.

Ten en cuenta que tu bebé recién nacido y tú irán descubriendo qué es lo más cómodo y eficaz para los dos. Su descanso constante durante la primera etapa es de suma importancia para fomentar un correcto crecimiento físico y desarrollo mental, cuida su ambiente mientras duerme.


Comparte este artículo


Publicación más antigua Publicación más reciente


0 comentarios

Dejar un comentario


Artículos Relacionados